domingo, 12 de mayo de 2019

PEPA en el MUSEO VOSTELL MALPARTIDA 2019



ANALIA BELTRÁN I JANÉS
presenta
"RERUM NATURA"

Foto: Patrick Morarescu

"Rerum natura" significa, en latín, el conjunto de la Naturaleza incluyendo los humanos quienes, desde nuestros orígenes, nos hemos afanado en destruir todo lo demás. La performance se basa en mis reflexiones sobre la Naturaleza y en mis recuerdos de infancia, cuando más tiempo pasé en el entorno natural y también cuando empecé a observar con asombro lo que me rodeaba.

YOLANDA PÉREZ HERRERAS
presenta

Foto: Abel Loureda

Por el intelecto aprendemos, razonamos, decidimos… construimos una realidad; por la acción, la realidad se desmorona para hacer espacio a lo impensado.
Nube que no descarga agua, horizonte que se toca con los dedos, cúspide que se siente en los pies desde el valle que la contempla, océano abarcable con miembros imaginados. Piel de luz, piel de sombra, piel de pieles.

By the intellect we learn, reason, decide ... we build a reality; by action, reality collapses to make room for the unthinkable.
Cloud that does not discharge water, horizon that is touched with the fingers, peak that is felt in the feet from the valley that contemplates it, ocean embraceable with imagined members. Skin of light, skin of shadow, skin of skins.


SUSANA SK
presenta
"EL PINCHO Y LA CEBOLLA"

Partir del centro húmedo y oloroso.
Piel crece sobre la fractura abierta, escudos sobre grietas (quisiera kintsukuroi) que no hacen sino encerrar y equivocar el sentido, conformando/deformando un ser que aumenta su peso y directamente su caída.

(¿no estamos aquí para esto?)

De igual manera y a ritmo proporcional, la mente-norte envejece sabiamente, se pretende, anclada a un eje central que atraviesa desde el sexo, abre la espina dorsal, recorre generoso el cerebro y culmina en la punta de cada cabello.

Y culmina lo que no se ve.

Os lo enseño: fresco, crudo, blanco y pequeño.


Foto: Abel Loureda

GUADALUPE NEVES
presenta
"TIEMPO AL TIEMPO"

La tierra, el viento, el sol y  la lluvia.   El encuentro con lo más primario de nosotros como seres vivos, como seres vulnerables frente al dolor, la pérdida y el tiempo. El reencuentro con nuestra capacidad de amar y  odiar.